Diferencias entre las bicicletas eléctricas y las motocicletas eléctricas

Las bicicletas eléctricas y las motocicletas eléctricas se han convertido en el vehículo ideal para moverse por las grandes ciudades – o fuera de ellas – de una forma rápida y ecológica. No obstante, existen diferencias entre los dos segmentos y en Electrobicis queremos dejarte las cosas claras para que, si tienes dudas, éstas queden completamente resueltas.

Carnet y seguro

Las bicicletas eléctricas no necesitan carné de conducir ni tampoco seguro, aunque siempre es mejor coger un seguro específico para cubrirse las espaldas. Por el contrario, para conducir una motocicleta necesitas obligatoriamente carnet y seguro, si no quieres tener problemas con la ley, lo que supone un gasto más añadido.

Circulación

Las motos eléctricas tienen que circular obligatoriamente por la calzada compartida con coches y otros vehículos, aunque también podemos circular con ellas a través de caminos forestales habilitados. Con las bicicletas eléctricas, además de circular por los mismos sitios que la moto, también puedes pedalear por carriles reservados exclusivamente para los ciclistas. No obstante, con una bicicleta no podemos circular por autovías o autopistas. Respecto al tráfico urbano, la bicicleta puede tener cierta ventaja en este apartado ya que es más ligera, ágil y puede circular por carriles exclusivos, evitando así posibles atascos.

Funcionamiento

Seguramente es el punto más obvio, pero seguro que hay alguien que todavía tiene dudas. Las bicicletas eléctricas funcionan a pedales, aunque con asistencia. Las motos eléctricas funcionan simplemente con la fuerza del motor accionada a través del manillar derecho.

Gasto

La bicicleta eléctrica es más económica de mantener, como por ejemplo hemos visto en el caso del seguro. Además, las piezas de desgaste son más económicas que en las motocicletas. Además, el precio de compra también es inferior en las bicicletas.

Aparcamiento

En ambos casos aparcar es de lo más cómodo ya que podemos aparcar en espacios habilitados para ello o, en el caso de las motocicletas, incluso en las aceras. No obstante, si dejamos la bicicleta en la calle, más vale dejarla atada, ya que puede ser objeto de robo. Una ventaja de las bicicletas en este apartado es que las podemos guardar en casa.

Movilidad

En los dos casos ir de un punto a otro se hace de forma rápida y segura. La bicicleta la podemos subir a distintos transportes públicos, convirtiéndose así en un complemento de movilidad, pero la motocicleta puede ser nuestra gran aliada si el trayecto es ascendente, ya que no tendremos que hacer ningún tipo de esfuerzo físico. Lo que sí que comparten ambos segmentos es que si el tiempo no acompaña, circular es casi imposible.

Ocupantes

Por normal general, las bicicletas solo pueden llevar una persona, salvo en casos como los tándems, pero las motos pueden llevar hasta dos personas, pudiendo así compartir el viaje con otra persona y ahorrar algún gasto.

Autonomía y Recarga

A grandes rasgos, las bicicletas eléctricas tienen bastante menos autonomía que las motocicletas, por lo que tendremos que recargar con más frecuencia. Además, las bicicletas las tenemos que recargar en casa, mientras que las motocicletas se pueden recargar, además, en puntos ubicados en la vía pública.

Velocidad

Las bicicletas eléctricas están limitadas a 25 km/h, mientras que las motocicletas como mínimo alcanzan los 45 km/h.

Salud

En términos de salud, la bicicleta gana ya que con ella realizamos ejercicio físico. La motocicleta nos lleva de un punto a otro son quemar calorías.

Seguramente haya más diferencias, pero en estos momentos estas son las que se nos ocurren. Si sabéis de otra diferencia entre las bicicletas eléctricas y las motocicletas eléctricas, no dudéis en dejar constancia en los comentarios.