¿Ya conoces las normas de circulación para conducir una bici eléctrica?

Conducir una bicicleta eléctrica conlleva una responsabilidad con los peatones y otros vehículos. Por eso hay una serie de normas de circulación que todo ciclista debe conocer para tener una conducción segura para sí mismo y para el resto. Pero gran parte de los ciclistas que hoy inundan las principales ciudades de nuestro país desconocen muchas de estas normas. Conviene hacer un repaso.

Normas de circulación para un ciclista

Primeramente, hay que recordar la obligatoriedad de conducir con casco en vías interurbanas (carreteras, arcenes, etc.). En la ciudad no es necesario (bueno, si eres menor de 16 años sí que deberás llevarlo, tanto si estás de conductor como de pasajero). Una bicicleta, eléctrica o no, no puede circular por la acera e interrumpir el paso de los peatones, sino que debe ir por la calzada como el resto de vehículos.

Aunque un ciclista no necesite ninguna licencia ni permiso de circulación, sí que debe conocer bien el código de circulación. Las normas indican que:

  • Para adelantar una bicicleta o un grupo de bicicletas, hay que dejar un margen de seguridad de 1’5 metros de distancia. Se puede adelantar invadiendo parte o todo el carril contrario, aunque haya línea continua. Pero nunca será posible adelantar a ningún otro ciclista, si por eso entorpecemos la marcha de otro ciclista o de un grupo de ciclistas que van en la misma dirección o en dirección opuesta.
  • Cuando un grupo de ciclistas entran en una glorieta tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor si el primero en marcha ya ha entrado en la glorieta. Al grupo se les considera una única unidad móvil.
  • Cuando un ciclista circula con su bicicleta eléctrica por vía interurbana deberá hacerlo por el arcén. Si el arcén no es transitable podrán utilizar una parte de la calzada. Pero en autovías solo podrán circular por el arcén, siempre que sean mayores de 14 años y no haya ninguna señal de tráfico que especifique la prohibición de circular.
  • En caso de poca visibilidad o de circulación nocturna, es obligatorio llevar una luz delantera blanca y una trasera de color rojo. Asimismo, en estas condiciones también deberás llevar alguna prenda reflectante.

Multas, permisos y limitaciones para las bicis eléctricas

Cabe destacar que los ciclistas, igual que cualquier otro conductor deberán pasar los test de alcohol y drogas cuando sean requeridos en un control policial. En caso de que den positivo, no se les aplicará ninguna retracción de puntos pues no están sujetos a ningún permiso de circulación. Eso sí, no escaparán a la sanción administrativa que le corresponde.

Los ciclistas no están obligados a contratar ningún tipo de seguro de daños a terceros ni deberán abonar ningún impuesto de circulación ya que las bicicletas eléctricas no son homologables a los vehículos de tracción mecánica. Pero eso no quiere decir que si tenemos un accidente no tengamos que hacernos responsables de los daños causados a vehículos y peatones.

Al final, la normativa para las bicicletas eléctricas no dista prácticamente en nada respecto a las manuales. Pero si que hay una serie de limitaciones para las bicis eléctricas respecto a la asistencia al pedaleo y los componentes. Según la norma UNE-EN 15194:2009 del Ministerio de Industria, si la bici eléctrica cuenta con un acelerador similar al de una moto o si su motor supera los 250W o no se detiene la asistencia al pedaleo al alcanzar los 25 km/h, será semejante a un ciclomotor y por tanto será necesario matricular el vehículo, contratar un seguro y disponer de una licencia para su conducción.

Dicho esto, ya puedes empezar a pedalear tu bicicleta eléctrica para hacer salud. ¿Ya sabes que es más saludable una bici eléctrica que un bici convencional?